¿Como conocer la Biblia?

Fundamentos de la Fe

JAVIER JARA B.

Para cada cristiano, en términos generales realmente verdaderos, la Biblia es la revelación de Dios. Dios ha escrito su Palabra para nosotros, y nosotros debemos considerarla de la siguiente manera: 

  1. Es la única dirección que tenemos para la vida. (Sal 25.3-5)
  2. Es el único estándar que tenemos para el comportamiento. (2 Ti 3.16-17)
  3. Es la única autoridad. (Is 66.2 ;  Gn 3.1-5)

Hay otras cosas que usted puede aprender en la vida que lo ayuden a través de la vida pero no tienen la autoridad que la Palabra de Dios tiene. 

Cuando la Biblia habla, esa es la voz de Dios y esta es autoritativa y se convierte entonces, para nosotros, en nuestro estándar de vida (Fil 3.7-9). 

Hay algunos cristianos que leen todo tipo de libros en vez de la Biblia. Y decimos que ellos estudian acerca de la Biblia pero ellos no estudian la Biblia. 

Lo primordial es estudiar la Palabra de Dios. Dios habla a través de ella. Ahora bien, hay otros buenos libros que hablan a través de otros hombres, con énfasis en la Escritura y la aplicación e interpretación, pero no hay sustituto para la Biblia. En la vida del cristiano debe haber una alimentación diaria de la Palabra de Dios (Jn 6.35,51). Esto es crítico. Charles Spurgeon dijo: “Visita muchos buenos libros, pero vive en la Biblia”.  Una frase anónima dice: "Muchos libros sirven para la vida, pero solo la Biblia sirve para la eternidad"

Por lo tanto:

    1. Debemos motivarnos a leer y estudiar la Biblia. (1 Ti 4.13)

    2. Debemos aprender habilidades básicas de estudio de la Biblia.

¿Por qué conocer la Biblia?

Encontramos cinco herramientas o formas básicas de hacer que la Biblia more en abundancia en nosotros (Col 3.16): escuchando, leyendo, estudiando, memorizando, y meditando. Compare esos cinco métodos de aprendizaje de la Escritura con sus dedos de la mano. Si usted agarra la Biblia con solo dos dedos, es fácil perder el agarre. Pero a medida que utilice más dedos, el agarre será mayor. Ahora si lo comparamos con nuestro entendimientos mientras mas de estas  herramientas ocupemos la compresión de la Biblia se volverá más fuerte. Si una persona escucha, lee, estudia, memoriza y luego medita sobre la Biblia, la comprensión de sus verdades se volverá firme; esto creara convicciones fuertes y se harán parte de su vida. 

Así como se necesita el dedo pulgar en combinación con cualquier dedo para completar su agarre, así la meditación combinado con el escuchar, leer, estudiar, y memorizar es esencial para una comprensión plena de la Palabra de Dios.

              • Escuchando (Romanos 10:17)

              • Leyendo (Apocalipsis 1:3)

              • Estudiando (Hechos 17:11)

              • Memorizando (Salmo 119:9-11)

              • Meditando (Salmo 1:1-2)

¿Por qué estudiar la Biblia?

  • Para uno prepararse para el servicio (1 Pedro 3:15; 1 Timoteo 4:6).
  • Para santificar nuestras vidas (Juan 17:17; 1 Pedro 1:14–19).
  • Es la voluntad de Dios que nosotros permanezcamos en la Palabra y la obedezcamos (Josué 1:8; Colosenses 3:16).
  • El entender las Escrituras ayuda a los cristianos a conocer a Dios más profundamente (Juan 5:39; Proverbios 2:1, 5; 1 Juan 2:14).
  • La biblia es suficiente (2 Timoteo 3:16;  2 Pedro 1:3)

Cómo conocer la Biblia

A. Escúchela

Debemos tomar tiempo para asistir a una iglesia que predique la Biblia y que enfatice la lectura pública de la Palabra de Dios (1 Timoteo 4:13) y la prédica de la Escritura (2 Timoteo 4:1–2), no simplemente predicando las opiniones de un hombre o las tendencias culturales (Hebreos 10:23-25). También es importante que escuchemos la Palabra ser predicada regularmente. Para eso existen programas de radio y sermones disponibles en línea o por medio de youtube que nos ayudan en la búsqueda de Cristo. Como alguien dijo: “Las dietas no fueron pensadas para el alma si no para el cuerpo”

B. Léala / Estúdiela

Cuando leemos, a veces es útil el tener más de una traducción disponible. Existen buenas traducciones que nos ayudan a entender de mejor manera lo que el escrito quiere decir. Lo recomendable es tener una en la que basemos nuestra lectura y las demás solo sean como una buena ayuda. 

Lo ideal es tener un horario fijo de lectura. Algunos recomiendan leer un libro todos los días por un mes. Por ejemplo, para su tiempo devocional, lea Efesios todos los días por un mes, luego pase a leer otro libro. Para libros más largos, lea 10 capítulos todos los días por un mes. De esta manera se comenzara a entender la intención y el tren de pensamiento del autor. Esto ayuda a retener mas los principios y verdades bíblicas que encontramos en nuestras lecturas..

El estudio de la Biblia es más que solo leer la Biblia; esto incluye una observación cuidadosa, interpretación, y aplicación. El leer le da el panorama general, pero el estudio le ayuda a pensar, aprender, y aplicar los que lee a su vida.

En este sentido es bueno realizar pregunta cómo 

  • ¿Quiénes son los personajes que participan? 
  • ¿En que lugar están?
  • ¿Que acción están llevando a cabo? 
  • Si hay alguna pregunta ¿cuál es la respuesta? Etc. 

Debemos aprender a ser más curiosos. No es malo hacerse preguntas, lo importante es que las respuestas a estas preguntas estén claramente establecidas en la biblia. No debemos inventar o forzar respuestas a dichas pregutas.

C. Memorícela (Col 3:16)

¿Con que puede guardar el joven su camino? Salmo 119.9,11  El mandato para el Joven para no pecar es guardar o atesorar su palabra.

Tenemos otro ejemplo en Israel. ¿Cómo fue que Dios les ordeno recordar su palabra? En Dt 11:18-19 tenemos la respuesta. 

Jesucristo mismo dio ejemplo Mateo 4:4-10. ¿Qué hizo Jesús para enfrentar la tentación? Cito la palabra guardada en su corazón. Ahora, si para Jesús fue importante guardar la palabra de Dios en su corazón ¿Cuánto más será para nosotros?

Salmo 40.8 El deseo de hacer la voluntad de Dios nace y se desarrolla en la medida que su Palabra esta en nuestros corazones.

Es más fácil el memorizar con un propósito. El comprender el significado o la aplicación del pasaje hará más fácil la memorización.

D. Medite en ella

Salmo 1:1–3 y Josué 1:8 Estos pasajes nos muestras parte de las razones para la meditación. Pero, ¿Qué significa el meditar en la Escritura? Es pensar por medio de oración con el objetivo de una mayor comprensión y aplicación. La meta final es conformar nuestra vida a la voluntad de Dios.

Meditación no es el tratar de vaciar su mente de todo pensamiento consciente. Las personas que han sido expuestas al pensamiento religioso oriental están generalmente confundidas acerca de la naturaleza de la meditación bíblica. Las religiones orientales incitan a sus seguidores a meditar sobre el vacío o la nada, mientras que la meditación bíblica es definitivamente sobre un contenido—la Palabra de Dios. Estamos masticando y digiriendo la Palabra de Dios. La persona bienaventurada en Salmo 1:2 medita en la ley de Dios día y noche.

El proceso del estudio de la Biblia

Existen reglas formales de cómo estudiar la Biblia, así como existen reglas para el estudio de cualquier tema serio. El nombre para estas reglas es “hermenéutica.” El objetivo de la hermenéutica es permitir que el texto hable en vez de “leer en el texto” lo que pensamos o sentimos. La hermenéutica considera la naturaleza histórica, gramatical, y cultural y el contexto del pasaje bajo estudio con el propósito de entender lo que los escritores originales quisieron decir.

Paso 1: Enfatice la necesidad de confesar sus pecados en oración antes de acercarse a la Palabra de Dios. (Santiago 1:21) A la palabra debemos de acercarnos en pureza y humildad. (1 Pedro 2:1-2) También es importante comprender la necesidad de orar por entendimiento y sabiduría (Colosenses 1.9–10). 

Paso 2: Observación Basado en la información en el pasaje que se está estudiando.  ¿Quién? ¿Qué? ¿Dónde? ¿Cuándo? Anótelas mientras lea. Luego busque por ejemplo palabra clave (verbos), palabras que se repitan, mandatos, cosas inesperadas, etc.  

Paso 3: Interpretación. La pregunta Clave es ¿Qué significa esto? Para poder completar este paso de la mejor manera debemos siempre tener en mente que la Biblia va a estar de acuerdo en todo o dicho de otra manera nunca se a contradecir, y la misma biblia nos da el contexto bajo el cual nosotros debemos interpretar el pasaje que estamos leyendo. 

Es un buen comienzo apoyarse en una biblia de estudio para la mejor comprensión de los pasajes.

Paso 4: Aplicación ¿Qué efecto tiene esto en mi vida? La idea es poder tomar las verdades observadas en el pasaje estudiado y aplicarlas a nuestro diario vivir. (Santiago 1:22)

  • ¿Hay algún pecado que abandonar?
  • ¿Hay alguna promesa que reclamar?
  • ¿Hay algún ejemplo a seguir?
  • ¿Hay algún mandamiento que obedecer?
  • ¿Hay alguna piedra de tropiezo que evitar?

Paso 5: Repetición . El proceso de estudio bíblico es un proceso repetitivo, los pasos 2 al 4 se usan una y otra vez.

Por lo tanto hermanos les insto a que ustedes puedan tomar lo que hoy hemos estudiado y pongamos por obra estas pequeñas pero útiles herramientas. En la medida que podamos ir a prendiendo más de Dios nuestros deseos se irán incrementando. (1 Pedro 2.2)




Articulos Relacionados