El Ministerio del Espíritu Santo

Fundamentos de la Fe

JAVIER JARA B.

La obra del Espíritu Santo 

Luego de estudiar la persona del Espiritu Santo y su deidad es  necesario ver como trabajó el Espíritu Santo en la creación, en proveer la Escritura, y en atestiguar a la persona y a la obra de Jesucristo. 

Antes de ver la obra del espiritu en la salvacion y en la vida del creyentes como dos grandes temas, veamos el rol del Espíritu Santo en: 

La creación

 El Espíritu Santo estaba activo en la creación de la tierra 

  •     Salmo 104:29–30 - proveyendo vida
  •     Génesis 1:1–2 - no tenemos muchos detalles de como participo el espiritu santo en la creacion, pero al menos estuvo presente.

El Espíritu estaba activo en el nacimiento virginal

  •     Lucas 1:35 - este fue un acto creativo del E. Santo

Testificando de Cristo

  •  Atestigua que Jesús es el Cristo—Juan 15:26
  •  Nos revelará a Cristo—Juan 16:14
  •  No hablará de Sí mismo—Juan 16:13

    

1. El ministerio del Espíritu Santo en la salvación 

El Espíritu Santo juega un rol activo en todo el proceso de la salvación. Revisemos alguno:

    A. El rol del Espíritu Santo en la salvación

  •   Convicción de pecado—Juan 16:7–8 (el propósito del Espíritu Santo no es condenar, sino convencer acerca de la necesidad del Salvador)
  •   Reconocimiento de Cristo como Señor—1 Corintios 12:3 (Lo que una persona cree y dice acerca de Jesucristo es la prueba que determina si habla de parte del Espíritu Santo)
  •   Regeneración—Tito 3:5–6 (La salvación trae a los creyentes limpieza divina del pecado y el regalo de una vida nueva, generada por el Espíritu, investida de poder por el Espíritu y protegida por el Espíritu, como hijos propios y herederos de Dios. Este es el nuevo nacimiento)
  •   Mora dentro del creyente—Romanos 8:9 (Morar implica estar en casa propia); 1 Corintios 3:16; 6:19; 2 Corintios 6:16
  •   Bautismo del Espíritu Santo
  •   Sellado del Espíritu Santo
  •   Santificación—1 Pedro 1:2 (Santificar significa “consagrar” y “apartar”. El objetivo de la elección es la salvación, y esta viene a los elegidos como resultado de la obra santificadora del Espíritu. El Espíritu Santo hace santos a los elegidos de Dios al apartarlos del pecado y la incredulidad para llevarlos a la fe y la justicia)

Pondremos mayor atención al bautismo y el sello del Espíritu Santo., por que hay mucha confusión sobre el bautismo del Espíritu Santo y la llenura del Espíritu Santo. Muchas veces los dos son confundidos como si fueran lo mismo. Pero no lo son. Por lo tanto, necesitamos distinguir bien entre los dos.

    B. El bautismo del Espíritu Santo

El bautismo del Espíritu Santo:

  •   Ocurre una vez al momento de conversión—Efesios 4:4–6
  •   Planta al creyente en el cuerpo de Cristo—1 Corintios 2:11-13
  •   Involucra el recibir al Espíritu Santo como un sello y promesa—Efesios 1:13–14

Bautizar significa literalmente “sumergir” o “ser inmerso en.” En este caso significa ser inmerso en Jesucristo, lo que literalmente significa estar unido con Cristo. Como resultado, los cristianos caen debajo del liderazgo de Jesucristo y son puestos en el lugar de privilegio y bendición de parte de Dios.

Es importante señalar que en la Biblia:

  •   No hay nunca un mandato de que el Espíritu Santo more en uno.
  •   No hay un mandato a ser sellados con el Espíritu Santo.
  •   No hay un mandato a ser bautizados con el Espíritu Santo.

El bautismo en el Espíritu es algo que Dios hace, ¡no el hombre! Sin embargo, somos mandados por Dios a ser llenos con el Espíritu—Efesios 5:18.

      C. El sellado del Espíritu Santo

  •  Efesios 1:13–14 - El Espíritu de Dios mismo viene para morar en el creyente, en gran parte para asegurar y preservar su salvación eterna
  •  2 Corintios 1:21–22 - Este pasaje nos muestra la acción de la trinidad en nuestra salvación, cada uno realizando una acción distinta.

En ambos pasajes se repite la palabra "arras". Esta palabra significa garantía o promesa. Ejemplifica con un deposito previo al momento de la compra para asegurar la adquisición de un bien en un futuro. Por lo que esta garantía se recibe al momento de la salvación, siendo la presencia de el mismo la evidencia que pertenece a Dios

El sello del que habla Pablo en Efesios, se refiere a una marca oficial de identificación que se colocaba en cartas, contratos y otros documentos importantes. Así el documento quedaba bajo la autoridad auténtica y oficial de la persona cuya marca quedara impresa en el sello. 

Hay cuatro verdades primordiales que se establecen por medio de un sello: 

    1) seguridad (Dn. 6:17; Mt. 27:62–66), 

    2) autenticidad (1 R. 21:6–16), 

    3) propiedad (Jer. 32:10) y 

    4) autoridad (Est. 8:8–12). 

El Espíritu Santo es dado por Dios como su juramento de la herencia futura del creyente en la gloria.

2. El ministerio del Espíritu Santo en la vida del creyente

El ministerio del Espíritu Santo en la vida del cristiano se realiaza en el área de enseñar o iluminar las Escrituras, y en guiar al cristiano mientras él se somete al control del Espíritu. La llenura del Espíritu Santo, ha sido malentendido por muchos, asi que veremos lo que la biblia nos dice para comprender de mejor manera lo que ella nos enseña sobre esto.

    A. La llenura del Espíritu Santo 

Ya hemos visto lo que la llenura del Espíritu no es:

  •   Ser bautizado por el Espíritu Santo.
  •   Tener al Espíritu Santo morando dentro de nosotros o el recibir el Espíritu Santo.
  •   Ser sellado o asegurado por el Espíritu Santo.

Ser lleno por el Espíritu Santo tampoco es una experiencia emocional; sino más bien, es ceder al control del Espíritu.

El llenarse del Espíritu Santo significa estar bajo Su total dominio y control. … El llenarse del Espíritu Santo involucra la confesión de pecados, la rendición de la voluntad, intelecto, cuerpo, tiempo, talento, posesiones, y deseos. Esto requiere la muerte del egoísmo y la voluntad propia. … El ser llenados con el Espíritu de Dios es el ser llenados con Su Palabra. Y mientras somos llenados con Su Palabra, ella controla nuestro pensamiento y acción.
 —JOHN MACARTHUR

Efesios 5:17–19  nos enseña las siguientes cosas:

  •   Somos ordenados a ser llenos con el Espíritu Santo.
  •   El mandato está en el presente—mantenernos llenos; momento por momento.
  •   El significado predominante de “ser llenos” es el “ser controlado por” o “ser llevado por” el Espíritu—como un palo es llevado por una corriente de agua.
  •   Es comparado con el estar embriagado—o bajo la influencia de.

      B. ¿Cómo es uno llenado con el Espíritu Santo?

El ser llenado con el Espíritu Santo involucra la confesión de pecados y la saturación de uno mismo con la Palabra de Dios. Esto tiene armonía con el hecho de que el caminar en el Espíritu y el estar en pecado están en oposición el uno al otro (Gálatas 5:16–17) y con el hecho de que Dios nos ha dado Su voluntad revelada en las Escrituras.

Comparemos Efesios 5:18–22 y Colosenses 3:16–18, que son pasajes paralelos. La única diferencia es que Efesios comienza con el mandato, “sed llenos con el Espíritu,” y Colosenses comienza con el mandato, “la Palabra de Cristo more en abundancia en vosotros.” Sin embargo, los resultados son los mismos. Por lo tanto, el ser llenos con la Palabra de Dios produce los mismos resultados que el ser lleno con el Espíritu.

El ser llenos con el Espíritu es vivir conscientes de la presencia personal del Señor Jesucristo, como si estuviéramos parados al lado de Él, y dejar que Su mente domine nuestras vidas. Es llenarnos de la Palabra de Dios, para que Sus pensamientos sean nuestros pensamientos, Sus estándares nuestros estándares, Sus obras nuestras obras, y Su voluntad nuestra voluntad. El estar conscientes de Cristo nos lleva a asemejarnos a la imagen de Cristo.
—JOHN MACARTHUR

          3. Aplicación

Comprendiendo que nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19–20). 

  •  Debemos nosotros  andar (acción continua, que involucra progreso) en el Espíritu - Gálatas 5.16
  •  Debemos exhibir el fruto del Espíritu (Actitudes piadosas que caracterizan la vida de los que pertenecen a Dios por fe en Cristo y poseen el Espíritu de Dios)- Gálatas 5.22-23 ; Efesios 5.9

¿Estamos viviendo por el Espíritu de manera de manifestar que el Espíritu santo mora en nosotros?




Articulos Relacionados