La Obra de Jesucristo (I)

Fundamentos de la Fe

JAVIER JARA B.

Luego de conocer al unico Dios - Hombre, Jesucristo, y siendo conocedores del sacrificio en la cruz del calvario, es necesario preguntarse, o simplemente cada uno se a preguntado ¿Por qué tuvo que morir Cristo? ¿No pudo Él haber salvado al mundo sin morir? Y despues del sacrificio ¿Cómo sé que todos mis pecados fueron pagados en la cruz?

"Cuando empezamos a entender quien es Cristo y lo que el ha hecho por nosotros, no vamos a necesitar otra motivación. ¡¡Cristo es suficiente!! - Paul Washer

Nuestro estudio se centrara en el costo que Cristo tuvo que pagar en la cruz por nuestros pecados, en una humillación total (Filipenses 2:8). La muerte de Cristo en la cruz es el acto supremo de amor de su ministerio terrenal (Juan 3.16). Por lo tanto, debemos conectar el estudio de la persona de Jesucristo, su humanidad y su deidad, con la crucifixión y los acontecimientos que rodean la cruz, para comprender la profundidad de la obra de Cristo. Pero, antes de discutir la obra de Cristo en la cruz, es importante entender la condición pecaminosa y sin esperanza de toda la humanidad que llevo a Cristo a la Cruz (Hebreos 9.22).

La necesidad del hombre de la obra de Cristo

A.La condición del hombre

Romanos 3:10–12. nos muestra la condicion pecadora del hombre, que viene desde la caida en el huerto del Eden (Genesis 3.6-7; 5.3)

  •     Ninguno justo

     Nadie es justo delante de Dios.

     El estándar de Dios es la perfección—Mateo 5:48.

     Todos los actos del hombre son como trapos de inmundicia para Dios—Isaías 64:6.

  •     Ninguno que entienda

     El hombre no redimido no tiene ninguna capacidad espiritual para entender a Dios.

     Los hombres tienen entenebrecidos el entendimiento—Efesios 4:17–18.

  •     Ninguno que busque a Dios

     Los hombres no buscan a Dios a causa de sus corazones endurecidos.

     Los hombres sólo buscan a Dios en respuesta a Dios primero buscarles a ellos—Juan 6:44.

  •     Todos se han desviado

     Los hombres se han desviado de Dios.

    Hombres impíos, que no buscan a Dios y no entienden las cosas espirituales, se desviarán y se apartarán por sus propios caminos, aparte de Dios (Isaías 53:6).

  •     Se hicieron inútiles

     Espiritualmente muertos—Efesios 2:1

  •     Ninguno que haga lo bueno

     Inútiles para cualquier buena obra—Tito 1:16

En resumen la condicion es de una depravación total. Esto no significa que el hombre está desprovisto de cualquier cualidad agradable para el hombre o que cada persona es tan mala como él o ella puede ser. Sin embargo, sí significa que cada parte del hombre está manchado por el pecado (motivaciones, acciones, deseos, etc.). Por lo tanto, los hombres son esclavos del pecado (Juan 8.34), totalmente separados de Dios, y en una condición en la cual es imposible agradar a Dios.

B. la consecuencia de la condición del hombre

La consecuencia es que el hombre es esclavo del pecado y está en enemistad con Dios (Romanos 3.23).

Es importante establecer que no habría la necesidad de la cruz si no fuera por el pecado, por que es por el que el hombre llego a la muerte espiritual (Romanos 6.23, Romanos 5.12, 1 Corintios 15.21)

    Definición: El pecado es toda cosa contrario a Dios en pensamiento, en palabra u obras (1 Juan 3.4).

*  En pensamiento—Mateo 5:28

*  En palabra o en el habla—Colosenses 3:8

*  En hecho

             • Pecados de comisión: romper la ley de Dios (Josue 1.18)

             • Pecados de omisión: no hacer lo que sabemos que es correcto (Santiago 4:17)

El hombre en su condicion pecaminosa o caida debe enfrentarse con:

  1.   El pecado (Romanos 3:23)
  2.   El tener a Dios como su enemigo (Santiago 4:4b)
  3.   El sometimiento al poder de Satanás (1 Juan 5:19)
  4.   El ser incapaz de salvarse a sí mismo (Romanos 5:6)
  5.   La muerte (Romanos 6:23)
  6.   La condenación y la separación eterna de Dios (2 Tesalonicenses 1:9)

Pero, la obra de Cristo en la cruz, da la oportunidad de salida a esta triste condición. (Romanos 5:6)

C. La obra de Cristo

Al considerar el sacrificio de Cristo en la cruz, es importante tener en cuenta los siguientes temas:

  1. La necesidad de un sacrificio de sangre
  2. La humillación de Cristo
  3. La crucifixión y los eventos alrededor de la crucifixión
  4. El juicio de Dios en la cruz

    1. La necesidad de un sacrificio de sangre.

“¿Por qué tuvo que morir Jesús? ¿No podía Él haber salvado al mundo sin tener que sufrir y morir?” Dios declaró que la muerte era requerida para aplacar el pecado. Esto es revelado desde el AT, en el sistema de sacrificios, donde Dios requería la muerte de los corderos de Pascua como ofrenda de pecado. También es visto en el veredicto de Dios de que la paga del pecado es muerte (Romanos 6:23). La muerte de Cristo en la cruz toma el lugar de nuestra muerte espiritual al hacer la expiación por nuestros pecados (Hebreos 2.14-17).

  •     El perdón de nuestros pecados requiere sangre derramada (Hebreos 9:22).
  •     Dios había dado el requerimiento de que el derramamiento de sangre era necesaria para la expiación de pecados (Levítico 17:11).

    2. La humillación de Cristo

Para ser el sacrificio perfecto, para el pecado y el mediador entre Dios y el hombre, Jesús tenía que ser Dios y hombre sin pecado. También, en el acto más grande de humildad, Cristo tuvo que poner Su gloria y Su autoridad independiente a un lado y tomar la forma de siervo (Filipenses 2:8), siendo abandonado y despreciado por los hombres.

    3. La crucifixión

Los eventos alrededor de la Cruz:

  1.   La agonía antes de Su crucifixión—Lucas 22:41–44 (rogó a Dios si era posible pasar la copa de ira que le tocaría recibir)
  2.   Su arresto—Mateo 26:50–58 (Fue tomado preso como un ladrón)
  3.   Su juicio—Mateo 26:59–68 (Juzgado con falsos testigos y por decir que el era el Cristo)
  4.   Ante Pilato—Mateo 27:11–26 (cambiado por un asesino)
  5.   Su flagelación—Mateo 27:26–31 ( Azotado y ridiculizado por los soldados romanos)
  6.   Su crucifixión—Mateo 27:32–37 (Crucificado como el peor de los malhechores en medio de dos asesinos)
  7.   Sus últimas palabras—Juan 19:26–30 (Siempre mostrando amor, y "preocupado" de que se cumpliese la escritura)

Todo esto fue descrito al menos unos 700 años antes de que estos hechos ocurrieran por el profeta Isaias (Isaias 52.13-53.12). Todo esto fue el costo que el tuvo que pagar (Hebreos 12.2).

Ademas de todo el sufrimiento antes y en la cruz, ocurrieron en Su muerte eventosde:  oscuridad sobrenatural, terremotos, resurrecciones, y el rasgado del velo del templo que separaba el Lugar Santísimo (Mateo 27:45–53). El rasgado del velo demostró que el acceso a Dios estaba ahora abierto para todos los hombres, ya todo estaba consumado.

    4. El juicio de Dios en la cruz 

Para entender la completa carga de Cristo llevando los pecados de todos los que creerían, es imperativo entender que la justicia de Dios requería que el castigo total por todos los pecados cometidos fuera echado sobre Cristo. Al cargar con los pecados del hombre, Cristo se convirtió en pecado, y el Padre ejecutó su juicio sobre Él en lugar de cada pecador individual.

Pero aun más intenso fue el momento en el que Dios abandonó a su Hijo, a Cristo cuando cargaba con los pecados. 

¿Por qué abandonó el Padre al Hijo? Respuesta: Porque Cristo se había vuelto pecado. El juicio de Dios sobre Cristo en la cruz demuestra el inmenso amor de Dios para Sus hijos (1 Juan 4:10), así como el ser la única forma a través de la cual ellos son perdonados.

Nota: durante la crucifixión vemos la única ocasión en la que Cristo llama a Dios “mi Dios,” en lugar de “Padre.” Este es el misterio de los misterios, cuando el Padre abandona al Hijo, dejándolo solo mientras carga sobre sus hombros los pecados de su pueblo. Este separación entre el Padre y el Hijo es relacional. En ese preciso momento, la relación intima entre el Padre y el Hijo dejó de existir. El Hijo no puede nunca dejar de compartir la esencia de la Trinidad, puesto que el Dios trino nunca puede dejar de ser trino. Cristo sigue siendo Dios; la Trinidad nunca corrió peligro, nunca se rompió. De todas formas, de una manera que nuestras mentes finitas no pueden comprender, Dios Padre abandonó a Dios Hijo, cuando Cristo cargó sobre Él la iniquidad de su pueblo, siendo abandonado para soportar en nuestro lugar la ira justa de Dios por los pecados de su pueblo (2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:24)




Articulos Relacionados