La Ofrenda I

La Ofrenda

JAVIER JARA B.

Diezmo (Génesis 14:20)
La práctica de ofrecer a Dios una décima parte de la cosecha de la tierra y del ganado, como santo al Señor (Lv 27:30).
Varias naciones de la Antigüedad lo practicaban, donde las personas daban sus diezmos a los dioses o sus representantes. Jacob lo realizo como muestra de la provisión divina en la vida de él (Gn 28:14-22)

La palabra diezmo se encuentra 37 veces en el antiguo testamento
1. asar : se nombra 6 veces (Dar una décima parte) (Gn. 28:22; Dt. 14:22; 26:12; 1 S. 8:15, 17; Neh. 10:37, 38);
2. maaser : se nombra 29 veces (Diezmo) (Gn. 14:20; Lv. 27:30, 31, 32; Nm. 18:21, 24, 26, 28; Dt. 12:6, 11, 17; 14:23, 28; 26:12; 2 Cr. 31:5, 6, 12; Neh. 10:37, 38; 12:44; 13:5, 12; Ez 45:11, 14; Am. 4:4; Mal. 3:8, 10)

En el nuevo se encuentra sólo 10 veces
1. dekatoo : 2 veces (Recolectar diezmos o recibir diezmos) (Heb. 7:6, 9);
2. apodekatoo : 4 veces (pagar un diezmo de o diezmar) (Mt. 23:23; Lc. 11:42; Heb. 7:5; Lc. 18:12)
3. dekate : 4 veces (décima parte) (Heb. 7:2, 4, 8–9).
Solo a modo de comparación en AT la palabra ofrenda sale 461 y 35 veces en el NT

A lo largo del antiguo testamento vemos que el diezmo cumplia con los siguientes aspectos:
1. La ley mosaica lo establecía sobre los frutos de la tierra y el ganado (Lv. 27:30–33; Nm. 18:27).
2. Era entregado en su totalidad a los levitas, para el sostén de ellos y el culto (Nm. 18:21–32; Dt. 12:17–19, 22, 29; 14:22).
3. Esta práctica decaía a veces, mereciendo amonestaciones (2 Cr. 31:4–12; Mal. 3:7–11), que solían ser oídas y obedecidas (2 Cr. 31:11).

Se debe comprender el contexto histórico de la ley. En ese tiempo la nación se estaba recien formando. Durante su tiempo en Egipto multiplico su población. Durante su travesía por el desierto Dios le entrego las leyes (constitución) que los regiria al llegar a la tierra en la que habitarian.
En este contexto el Diezmo debe ser reconocido como el sistema tributario del pueblo de Israel, encabezado por el Rey, que era Dios, y sus funcionarios (Levitas y sacerdotes) recibian este "impuesto" para satisfacer sus necesidades ya que ellos se dedicaban 100% al trabajo en el tabernáculo o templo, y no habían recibido tierras como posesión como sí lo hicieron las demás tribus.
Bajo este concepto de impuesto, en el antiguo testamento ser establecen al menos tres tipos de Diezmos
- Levítico (Lv 27:30-33; Nm 18:21-32) - destinado a los levitas como heredad.
- De Grano (Celebracion de convocaciones o reuniones) (Dt 14:22-26)
- De bienestar  [cada tres años] (Dt 14:28-29)

Si consideramos esto, la suma de los diezmos que el pueblo entregaba no solo era el diez por ciento, si no que por lo menos era el 20% y cada tres años era el 30%, o si sacamos un promedio seria aproximadamente un 23% anual.
Los hechos básicos del AT pueden resumirse así:
*     El diezmo fue reconocido en los tiempos patriarcales, siendo una practica que se realizaba por todo los pueblos de la región(Gn. 14:20; 28:22).
*     En la legislación mosaica, el diezmo pertenecía esencialmente al Señor (Lv. 27:30–33), se le entregaba a los levitas a causa de su servicio sacerdotal y en razón de su servicio y de que no tenían herencia en Israel (Nm. 18:21–32). Las modificaciones—aunque no contradicciones—de la ley aparecen en la legislación (como sistema tributario) (Dt. 12:5–19; 14:22–29; 26:12–15) designadas para el establecimiento en la tierra prometida.
*     En la historia subsiguiente, el diezmo es reconocido (2 Cr. 31:5, 12; Neh. 10:37; 12:44; 13:5, 12); sin embargo, parece que esta ley fue pervertida cayendo en el legalismo (Am. 4:4) o cayó en el olvido (Mal. 3:7–12).
*     Significativamente, el diezmo no se introduce como una parte del templo y sacerdocio restaurado en la visión de Ezequiel (Ez 40–48).

El NT guarda un relativo silencio acerca del diezmo en relación a la iglesia de Cristo, por que es mencionado en algunos pasajes.
* Cristo enfrentó a los fariseos por su preocupación legalista de éste (Lc. 18:9–14) y por situarlo por sobre la justicia y el amor a Dios (Mt. 23:23). Esto ocurrio por el ejercicio Judio de agregar cosas a la ley (Misna y Talmud) que hicieron de las practicas del diezmo una carga pesada de llevar
* Una referencia final en Heb. 7:2–9 (citando los diezmos de Abraham a Melquisedec) es lo que el NT dice sobre el tema.

A esto debemos agregar que en el tiempo de Jesús los que se llamaban sacerdotes estaban infringiendo la ley, ya que no eran descendientes de Aarón, por lo que no debían asumir las tareas de sacerdocio que ellos realizaban.
El silencio del NT y de sus escritores, particularmente Pablo, tocante a la validez presente del diezmo puede explicarse sobre la base que en el tiempo de la iglesia no existe un lugar para la ley del diezmo como tampoco existe una ley para la circuncisión. Es en el tiempo de la iglesia donde existe un predominio de la enseñanza en cuanto a la ofrenda. Los principios de la ofrenda cristiana están claramente establecidos en las cartas de Pablo a la iglesia de Corinto (1 Co. 16:1; 2 Co. 8–9).

*****
Algunos puntos controversiales en cuanto a los diezmos.
*     Los Levitas, a su vez, debían dar “el diezmo de los diezmos” a los sacerdotes (Nm. 18:26). Esto era asi por que ellos también debían diezmar de lo que reemplazaba su producción mensual.
*     Los levitas lo recibían por que llevaban el pecado del pueblo, servían  junto a los sacerdotes y trabajan en el templo (Nm 18:23-24)
*     También se usaba el diezmo para ayudar “al extranjero, al huérfano y a la viuda” (Dt. 26:12)
*     Si alguien quería redimir su obligación de dar el diezmo, esto es, si quería usar el fruto para su uso personal, tenía que añadir “la quinta parte de su precio” en dinero al valor de su diezmo (Lv. 27:31). Esto solo para el diezmo de los frutos de la tierra.
*     En el caso del ganado, un animal que cayere dentro del diezmo no podía ser cambiado aunque fuere malo “y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados” (Lv. 27:33).

OFRENDA
(1) Cualquier tipo de ofrenda que se da a un rey o a un dios como acto de lealtad, adoración o devoción,
(2) Cosa que se ofrece como muestra de reconocimiento y veneración.

Se utilizaba para representar una promesa de fidelidad entre el donante y el receptor. Los sacrificios, los diezmos, las primicias y el dinero, son todas formas de ofrendas.
Tanto en el AT como en el NT la definición de las palabras hebreas (minkjá) como griegas (dóron) realzan la voluntariedad de la ofrenda. Dicho de otra forma la ofrenda se entrega como un regalo o presente, solo de reconocimiento, no esperando nada a cambio.
Es interesante notar que en el concilio de Jerusalén (Hch 15) donde se reunieron a discutir sobre la imposición de la ley a los creyentes gentiles, solo se dispuso algunas reglas en cuento a cosas que no sean cargas mas que las necesarias (Hch 15:28-29). Y en esto no se nombra ni se discute el diezmo como algo que se debe exigir ni implantar a los gentiles.
Por tanto, hoy, el mandato de los diezmos no es para la iglesia, si no que era parte de la ley para los Judios. Hoy la iglesia debe de ordenarse y ser obediente a los mandatos de la ofrenda con su principios bíblicos que revisaremos según 2 Corintios 8




Articulos Relacionados