Orando en todo tiempo

La Armadura de Dios

JAVIER JARA B.

1. Orando en todo tiempo (v.18a)

Orando

  1. Súplica, deprecación (consiste en dirigir un ruego o súplica ferviente), ruego que se hace a Dios o a los santos.
  2. Elevación de la mente a Dios para alabarlo o pedirle mercedes.

La palabra griega da sentido de orar a Dios, en algunas otras ocasiones se utiliza como pedir.

Todo

  1. Dicho de una cosa: Que se toma o se comprende enteramente en la entidad o en el número.
  2. Cosa íntegra.

Esta palabra en el original también podría traducirse como continuamente o siempre.

Tiempo

  1. Duración de las cosas sujetas a mudanza.
  2. Época durante la cual vive alguien o sucede algo.

En el lenguaje original existen dos palabras para denotar tiempo.

  • Cronos: expresa un periodo de tiempo, que puede ser largo corto, marca cantidad
  • Kairos: expresa la caracterización de ese periodo por algunas particularidades, marca calidad.

En este versículo aparece escrita "kairos" es decir podríamos considerar que este tiempo esta caracterizado por nuestra conversación con Dios, es un tiempo de calidad. 

Quizás unos de los pasajes bíblicos que mejor define lo que es la oración es (1 Samuel 1:15) cuando Ana, por la angustia o pena que sentía en su alma por la imposibilidad de poder concebir,fue al templo a orar, e hizo voto con el Señor. Eli, el sacerdote, al verla mover los labios y no pronunciar palabra, pensó que estaba loca o borracha. Eli, enfrenta a Ana, pero ella responde que estaba derramando su alma delante del Señor.

La oración es uno de los instrumentos o de las armas mas poderosas como soldados del ejercito de Cristo. Los grandes hombres de Dios nos han dejado ejemplo:

  1. Moisés (Éxodo 15:24-25),
  2. Samuel (1 Samuel 7:9),
  3. Elías (1 Reyes 18:37:38),
  4. la iglesia primitiva (Hechos 4:31),
  5. y como no nombrar a aquel que es nuestro mayor ejemplo, Jesús (Juan 17:1-26),

Él, en cada momento que podía, oraba, aun siendo el Hijo de Dios, oraba intensamente para estar en comunicación con Dios. ¿No necesitaremos más la oración que Jesús? Cuando los discípulos lo acompañaron en una oración, al terminar él de orar, los discípulos le pidieron que les enseñara, como Juan lo había hecho con sus discípulos (Lucas 11:1) .Por lo tanto, si somos discípulos del maestro, debemos orar como el nos enseño, como las enseñanza que nos dejo en el evangelio de Mateo (Mateo 6:5-15). Algunas de las características que debemos tener en cuenta en nuestras oraciones, por lo que nos enseña Jesús en este pasaje son:

  1. No debemos ser como los hipócritas.
  2. Orar en secreto.
  3. Sin vanas repeticiones.
  4. Perdonando (1 Timoteo 2:8).

Una de las características importantes para la oración, del soldado, es que esta suplica debe ser "en el Espíritu" (Judas 1:20) . El Espíritu Santo es el que nos ayuda a conversar con Dios. (Romanos 8:26) intercede por nosotros, el nos ayuda en nuestras oraciones, y esto es un circulo virtuoso, ya que en la medida que mas oremos y nos hagamos el buen habito de orar sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17) más y mejor nos dispondremos en las manos del Espíritu Santo, para esta conversación con Dios.

Muchas veces oramos y no recibimos lo que pedimos. No será, que que no hemos oído: el consejo del profeta Isaías (Isaías 58:9) o las enseñanzas del libro de Crónicas (2 Crónicas 7:14). Además de ser perseverantes en la oración como nos enseña la biblia (Efesios 6:18; 1 Tesalonicenses 5:17; Colosenses 4:2; Hechos 1:14), también Jesús a sus discípulos, por medio de parábola, les enseño a que debían orar siempre y no desmayar. (Lucas 18:1-8). 

Para que nuestra oración tuviere éxito debe ser en:

  1. Contrición (Isaías 58:9; 2 Crónicas 7:14).
  2. Sinceridad  (Jeremías 29:13).
  3. Fe (Marcos 11:24).
  4. Justicia (Santiago 5:16).
  5. Obediencia (1 Juan 3:22).

Existen maravillosas promesas de respuesta para el que le invocare (Salmo 91:15), para los que clamen (Jeremías 33:3; Isaías 65:24) y desde los mismos labios de Jesús encontramos una promesa (Lucas 11:9-10).

A la luz de la palabra nuestras oraciones son preciosas (Apocalipsis 5:8) y como incienso (Apocalipsis 8:3) por lo que solo nos resta como nos enseña Efesios 6:18, orar todo el tiempo, en el Espíritu y por todos nuestros hermanos.

El soldado de Jesucristo debe permanecer en oración como una de las dos grandes actitudes que debe tener en su vida cristiana.




Articulos Relacionados