Tomad la espada

La Armadura de Dios

JAVIER JARA B.

6. Tomad la espada del espíritu. (v.17b)

Tomad:

  1. Coger o asir con la mano algo.
  2. Adoptar, emplear, poner por obra.

La palabra griega da sentido a diferencia del versículo anterior que era de tomar hacia arriba o recoger, en este versículo la palabra sugiere buena disposición en la acción recibir mediante una recepción deliberada y bien dispuesta de aquello que es ofrecido.

Y en esto está la diferencia, en que la palabra del v.16 es un acto que surge del sujeto, a diferencia de la palabra en este versículo que denota recepcionar algo con buena disposición, apropiándose de lo que es recibido.

Espada

  • Arma blanca, larga, recta, aguda y cortante. (blanca:  que tiene una hoja cortante y puede herir por el filo o por la punta.)

En el original la palabra griega hace referencia a una espada corta o daga.

Espíritu

  • Principio generador, carácter íntimo, esencia o sustancia de algo.

En griego hace referencia a viento o soplo suave, tal cual como el que se movía sobre las aguas en Génesis 1:2.

Esta espada del Espíritu, es la palabra de Dios, que denota todo lo que es expresado, escrito o hablado, por Dios.

Esta es la única parte de la armadura que es ofensiva, las otras 5 partes son defensivas como ya lo estudiamos. Pero como veíamos también es, a diferencia de lo que uno piensa como espada (larga), esta es corta, entre 15 a 40 cm, es un arma que se utiliza en la pelea cuerpo a cuerpo. Pero también debemos pensar en que la espada también tiene un carácter defensivo, ya que podemos repeler con ella algún ataque, sin necesidad de atacar.

Un ejemplo claro nos dejó Jesús cuando fue tentado en el desierto (Mateo 4:1-11) él se defendió con la palabra, podría haber ocupado esa misma palabra para acabar con satanás, pero solo se defendió. Pero obviamente había un propósito extra. Pero con esta misma espada, con la que se defendió, la usara para acabar a los rebeldes. (Apocalipsis 19:20-21).

La lengua es el miembro más pequeño de nuestro cuerpo, pero Santiago 3:6 es claro en enseñar que ese pequeño miembro es capaz de inflamar la rueda de la creación, también que puede bendecir y maldecir. Si nuestra lengua tiene ese poder, ¿Cuánto más la palabra de Dios? Pablo enseña que nuestras armas son poderosas en Dios (2 Corintios 10:4) por lo tanto no es por la capacidad de nuestras palabras si no es por la palabra del espíritu.

El versículo (Efesios 6:17) es claro en señalar que es la espada del espíritu. Si la palabra de Dios es utilizada con sabiduría humana puede sonar bonita, razonable, hasta comprensible, pero no tiene la mayor sustancia, esa sustancia como leíamos al inicio, que es el principio generador. Por medio del Espíritu, Dios, inspiro su palabra en los corazones de los escritores, es el espíritu que conoce mejor la palabra de verdad, por lo tanto si esta espada no la tomamos junto con el Espíritu, muy poco nos servirá para poder defendernos y menos atacar.

Esta espada además de ser posesión del Espíritu santo, es la PALABRA DE DIOS!!! por medio de esas palabras fueron creadas las cosas (Génesis 1:3), por medio de esa palabra somos limpiados (Juan 15:3), es lumbrera a nuestro camino (Salmo 119:105) y bueno podríamos numerar muchas más características, pero nos detendremos en dos pasajes para ver algunas otras características.

Hebreos 4:12; esta palabra

  • es viva (nos alienta en el momento oportuno, nos corrige en el error, Salmo 1:2-3, si da vida es porque es viva.)
  • eficaz (ya que escudriña todo hasta lo más profundo puede entonces limpiar, guiar, reprender con toda autoridad, como en el caso de la tentación de Jesús);
  • mas cortante, esto denota la supremacía de la palabra
  • dos filos, por un lado la palabra da consuelo y alimento espiritual para los creyentes (Deuteronomio 8:3), por otro lado la palabra es una herramienta de juicio y ejecución (Apocalipsis 2:16);
  • y es tanto su poder que penetra hasta lo más profundo discerniendo los pensamientos y las intenciones, es decir hasta lo más escondido que podamos tener, la palabra de Dios en su momento llega a ese lugar (Apocalipsis 2:23)

2 Timoteo 3:16-17 Toda la biblia es inspirada por Dios, y puede ser utilizada para

  • enseñar (Colosenses 3:16),
  • reprender (redargüir) (Hebreos 4:12-13 esta palabra nos expone a la luz),
  • corregir (Salmo 119:11)
  • y entrenar (instruir) en justicia (1 Pedro 2:1-2).

Y claramente podemos dar fe de que eso es así, muchas veces en las lecturas o las predicaciones hemos aprendido, hemos sentido la reprensión o la corrección o hemos sentido el entrenamiento. Por medio de estas cuatro características luchamos la batalla con las 3 potencias que nos asedian.

Por todo estas maravillosas características es sumamente importante que tomemos la palabra de Dios; es ella la, que como a los soldados romanos la espada de daba su honra, así también la palabra de Dios es nuestro mayor baluarte.

Para terminar dos versículos que apoyan la enseñanza  de por qué debemos perseverar en esta maravillosa palabra, y decir así como Jesús frente a la tentación, "ESCRITO ESTA!!....." (2 Timoteo 3:14-15) (Oseas 4:6).




Articulos Relacionados